Unidos por la tecnología

Así son ahora las reuniones para todos y más necesarias, si cabe, que nunca. Primero, porque seguimos trabajando; y segundo, porque necesito sentir cerca a mi equipo. Entre todos seremos más fuertes, más positivos y dispondremos de mayor capacidad de adaptación. La distancia social que se nos recomienda, y se nos obliga, no es fácil. Aprovechemos la tecnología. Hablar con los nuestros mediante cámaras y reduciendo los mensajes de texto es fundamental en este contexto porque se parece más a la comunicación frente a frente. Aprovechemos para hablar con nuestros clientes, consumidores y otros grupos de interés, desde un punto de vista más humano. Más que nunca la prioridad somos las personas. Yo me siento muy afortunado del equipo que tengo. Estoy muy orgulloso de todos, de cómo están afrontando esta situación: desde el personal que sigue cuidando del campo, hasta los compañeros de bodega que mantienen el nivel de calidad de nuestros vinos, pasando por todos los que echamos horas y horas desde casa. Estoy muy orgulloso de cómo están desafiando a la adversidad para demostrar la enorme calidad humana que tienen. Son un equipo fantástico. Justo ahora salen a relucir los valores: empatía, humildad, esfuerzo, coraje… Y todo esto, nos hace estar más unidos que nunca.