Un maridaje disruptivo

El maridaje es parte de una experiencia y la presentación de mis vinos de finca junto al chef Peña, de Sibaritas Klub, ha sido una de las más memorables. Los platos, los vinos y el contexto estuvieron a la altura. Lograron despertar los sentidos de todos los que estábamos. Y la suma de todas estas sensaciones es la que convirtió el evento en un rotundo éxito. Gracias Javier por tu energía, tu saber hacer y tu actitud. Juntos hemos buscado lo extremo y los mejores maridajes son aquellos en los que los dos elementos, comida y vino, contrastan en sabor. ‘De una galaxia muy muy lejana’, ‘Late que late’, ‘Galifornia’ o ‘La Mujer de Verde’… Siempre recordaré el nombre de estos platos que acompañaron a mis vinos más personales en su puesta de largo. Mis vinos de finca son aquellos que cuido más de cerca y para los que elijo, de forma personal, los mejores pagos que tenemos en Ribera, Rueda, Cigales, Rioja, Toro y Ribeiro. Se trata de un viaje enológico con las uvas más especiales de las seis denominaciones de Origen en las que estamos presentes. Las combinaciones de maridaje son infinitas. Buscar antagonismos es a priori más complicado, pero mucho más experiencial.