Un manifiesto para la recuperación

Organizaciones como la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), de la que soy presidente en Castilla y León, se vuelven cada día más necesarias y útiles para impulsar todos los procesos de adaptación, transformación y cambio. En nuestra región su función es determinante y de gran valor. Nació en abril de 2014 y, desde entonces, se ha convertido en el foro de debate de los temas de actualidad económica, empresarial y de management de la zona de las más de 160 empresas socias en Castilla y León, y más de 3.000 en toda España. Poco a poco, el consejo va retomando también la actividad presencial y qué mejor manera de hacerlo que con un Manifiesto por la recuperación económica y social de España con los siguientes diez puntos clave:

  1. Promover la colaboración público-privada, dando la debida relevancia al sector empresarial, como principal herramienta para definir soluciones pragmáticas y realistas, con el fin de reactivar nuestra economía y el mercado laboral en el menor tiempo posible.
  2. Impulsar, mantener y extender la vigencia de las medidas de flexibilidad laboral para los sectores más afectados por la crisis, y complementarlas con incentivos económicos para la recuperación de puestos de trabajo. Los ERTEs deberían prorrogarse en condiciones que permitan una transición flexible, en función de las circunstancias de cada sector y de cada empresa, a la recuperación de la actividad productiva. Diseñar medidas fiscales para amortiguar el impacto de la crisis, tanto en los hogares como en las empresas, especialmente en las pequeñas y medianas, que estimulen la demanda y apoyen la reactivación de los sectores especialmente afectados. Reforzar la seguridad jurídica de las empresas, como condición imprescindible para acometer proyectos de inversión, mediante normas técnicamente bien diseñadas y estructurada
  3. Diseñar medidas fiscales para amortiguar el impacto de la crisis, tanto en los hogares como en las empresas, especialmente en las pequeñas y medianas, que estimulen la demanda y apoyen la reactivación de los sectores especialmente afectados.
  4. Reforzar la seguridad jurídica de las empresas, como condición imprescindible para acometer proyectos de inversión, mediante normas técnicamente bien diseñadas y estructuradas, de redacción clara, y que permitan una interpretación homogénea y no cambiante en el tiempo. Agilizar además la actuación administrativa mediante una eficiente asignación de recursos y las modificaciones normativas necesarias para la simplificación de los procedimientos administrativos.
  5. Potenciar la inversión pública y privada en I+D+i, asegurando la colaboración entre ambos sectores, y con las Universidades, los centros de Formación Profesional, y los centros tecnológicos, para llevar las nuevas tecnologías a la infraestructura productiva.
  6. Aprovechar el espectacular avance en digitalización durante la pandemia para acelerar la transformación digital de las Administraciones Públicas, de los sectores productivos y de los ciudadanos, reforzando la productividad y la competitividad, y eliminando las brechas digitales.
  7. Invertir en una educación de calidad, equitativa e inclusiva, que acabe con el fracaso y el abandono escolar, y eduque en valores, derechos y responsabilidades como ciudadanos, y que, alejada de influencias partidistas, prepare a los alumnos para afrontar los retos y desafíos de la nueva sociedad y del mundo del trabajo, concienciando sobre la necesidad de un aprendizaje permanente.
  8. Diseñar una estrategia de recuperación consensuada entre los partidos políticos, las Administraciones Públicas, y los agentes sociales, basada en la coordinación, la transparencia y la información, con el fin de recuperar la confianza de los ciudadanos.
  9. Promover de nuevo el europeísmo, en unos momentos en los que necesitamos a Europa más que nunca. Un europeísmo que no vea el proyecto político europeo sólo como una fuente de solidaridad y de apoyo financiero, sino también como un ejercicio de corresponsabilidad en la toma de decisiones y de rigor y seriedad en nuestros propios comportamientos.
  10. Trabajar para la recuperación de nuestra autoestima, y del respeto internacional de España.

Os invito a todos a que lo compartáis: https://apd-prod-wordpress.s3.amazonaws.com/uploads/sites/2/2020/06/manifiesto-recuperacion.pdf