La Vuelta Ciclista a Valladolid tiñe nuestra fachada del color de la deportividad

Bodega Emina Ribera se ha convertido esta tarde en uno de los puntos de referencia del ciclismo junior español. Desde aquí, mi más sincera enhorabuena a los ganadores y a todos los participantes de la vigesimoctava edición de la Vuelta Ciclista a Valladolid por su empeño, talento, sacrificio, esfuerzo, constancia… Valores que este deporte comparte con nuestra compañía, por lo que hemos querido prestar a la organización todo nuestro apoyo para el correcto desarrollo de la prueba. Una vuelta absolutamente consolidada en nuestra ciudad y que supone un éxito para todos.

¡Muchas gracias por teñir nuestra fachada con los colores de la deportividad!