Brindis con grandes amigos

Permitidme la licencia de presentaros en el post de hoy a Juliane Kunz y Karl Heinz. Son amigos y dueños, por este orden, de la importadora que distribuye nuestros vinos en la Selva Negra alemana. Esta importadora se fundó en la década de los 90. En su primer portfolio ya incluyó la primera añada de nuestro vino Matarromera. Primera cosecha y primer éxito. Fue el primer Matarromera que salía de nuestras barricas, cosecha de 1994, y que obtenía el Premio al Mejor Vino del Mundo y la Gran Medalla de Oro en la International Wine Competition. ¡Fue increíble! Recuerdo que estaba junto a mi hija Paloma en Ámsterdam cuando me dieron la noticia. La foto es en el Restaurante Hotel Adler, único con Estrella Michelin de la zona. Os lo recomiendo si estáis por aquí. Además, se puede disfrutar de un gran Matarromera Crianza y completar la visita con una escapada a la Bodega Franz Keller. ¡A disfrutar del mes de agosto!