ACOMPÁÑAME

Vivimos el final de la vendimia con TVE

Un equipo del programa Aquí La Tierra de TVE ha despedido con nosotros esta vendimia 2019. Una vendimia que, a nuestro juicio, ha sido más corta de lo habitual pero de una calidad muy buena. Además, el tiempo ha estado en todo momento de nuestro lado. Desde aquí, quiero dar las gracias al equipo de nuestra televisión pública, capitaneado por Santiago, por su profesionalidad. Conocí a este periodista hace una década en China, con motivo de un reportaje sobre exportación de nuestros vinos. Me ha encantado comprobar que siente por el periodismo la misma pasión que hace diez años, así como, recordar que su curiosidad no tiene límites. En mi caso, mi apuesta por la comunicación ha sido constante desde el primer día. Me percaté de su importancia con la primera añada de Matarromera. Fue un periodista el que me llamó para decirme que el vino que habíamos elaborado lo habían considerado como el mejor del mundo en el concurso celebrado en Turquía, y fue ahí cuando pensé que había que informarle a todo el mundo de tan excelente noticia. Entonces elaboré mi primera nota de prensa y se la envié a los medios de comunicación. Desde entonces, la imagen y reputación de Matarromera ha ido creciendo gracias al trabajo realizado desde dentro y, sobre todo, por parte de grandes periodistas. No os perdáis en unos días la emisión del programa Aquí La Tierra grabado en nuestra casa.

 

 

 

 

 

 

 

La uva, el origen de todo

La reina de nuestro oficio. No se puede crear un buen vino sin ella. Las uvas nos van diciendo la calidad que va a tener el vino. De hecho, en época de vendimia me paso horas realizando catas de uva. Me encanta cogerlas y tomarlas en el propio viñedo. Hace pocos días recibimos en Bodega Carlos Moro, en La Rioja, a un grupo de periodistas. Disfrutaron del ambiente de vendimia, del espectacular paisaje de San Vicente de la Sonsierra, y vivieron en primera persona la cosecha de Viña Garugele, reconocido como Viñedo Singular por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el pasado mes de julio. Allí, en este viñedo centenario y Singular, les di las claves para la cata de una uva.

Lo primero es fijarnos en el color. Nuestro tempranillo presume de un color azulado intenso y brillante. Pero la clave está en su piel. En ella se encuentran los principales parámetros de la uva que, después, analizaremos en el laboratorio. Es importante fijarnos en el hollejo y ver que éste es consistente. Si extraemos la pulpa, obtendremos mayor información. Y no podemos olvidarnos de las pepitas. Tienen que estar marrones y, al apretarlas, sabremos el punto de maduración del fruto. En nuestro caso, no buscamos una maduración muy avanzada puesto que el consumidor de hoy busca vinos más frutales, más frescos y fáciles de beber.

Las uvas tienen el inconfundible sabor del paso del tiempo, de la tradición, de la tierra.

Nuestra Primera Vendimia Solidaria

Hoy hemos celebrado uno de los eventos más bonitos de toda nuestra historia, por su originalidad, objetivo y compañía. La Fundación Carlos Moro de Matarromera ha celebrado su primera Vendimia Solidaria, en colaboración con la Diputación de Valladolid. El equipo de la División de Honor de balonmano femenino CD Aula de Valladolid ha realizado una simpática vendimia recogiendo 100 kilos de uvas con un fin solidario. Lo recaudado irá destinado a colaborar con el proyecto ‘Educar desde los sentidos’, desde el CEIP Lola Herrera de Tudela de Duero.

Iniciativas como esta ponen de manifiesto los valores de nuestra Fundación combinando la tierra, el trabajo en equipo, el compromiso con el entorno rural y la solidaridad con el colectivo infantil. El CEIP Lola Herrera nos presentó su precioso proyecto y nos sentimos cautivados a participar y apoyarlo. Desde nuestra Fundación siempre hemos tratado de promocionar y apoyar la creación de actividades y programas relacionados con el desarrollo personal, social, humano y cultural de las personas. En especial, el cuidado de su recurso más preciado, la tierra, así como la ayuda a grupos desfavorecidos, la investigación para la mejora de la salud, el medio ambiente y el impulso del emprendimiento en entornos rurales. Desde aquí mi enhorabuena y gratitud a las jugadoras de balonmano del equipo de nuestra ciudad.

Primera vendimia en Casar de Vide

Uno de mis principios en la vida es el de disfrutar con lo que hago. He de reconocer que este pasado fin de semana ha sido uno de los más ‘disfrutones’ del año y me veo obligado a dejarlo por escrito. He tenido la suerte de compartir con mi equipo la primera vendimia de treixadura y albariño, entre otras variedades propias de la zona, de la nueva Casar de Vide. Se trata de la bodega que adquirimos este pasado verano con el objetivo principal de reforzar nuestra presencia en Galicia. Constato que el mosto que he probado era excelente, aunque lo mejor ha sido revivir la ilusión de un proyecto nuevo, en una zona todavía desconocida para nosotros, pero con unas posibilidades infinitas desde el punto de visto enológico y de desarrollo empresarial.

Tim Atkin cata nuestros vinos

Hoy hemos tenido el honor de recibir en la Ribera del Duero a Tim Atkin. Se trata de un Master of Wine británico y un galardonado periodista, locutor y comentarista de vinos. En la actualidad, es uno de los mayores prescriptores que existen a nivel mundial. Gran conocedor de nuestros vinos, yo no había catado con él hasta hoy, siempre lo había hecho con alguien de mi equipo. Ahora me explico el por qué de su éxito. Me ha impresionado ver cómo desciende a todos los detalles. Me ha recordado a mi época de estudiante y de exámenes, pero ha sido una auténtica oportunidad de enriquecimiento. Le hemos recibido en Bodega Renacimiento, en Olivares de Duero. De todas las criaturas de Bodegas Familiares Matarromera, Renacimiento es sin duda la más personal. Y la más familiar, pues es el origen de una parte de mi familia desde hace más de doscientos años, cuando fue adquirida a los jesuitas junto con varios de los mejores viñedos de la zona. En esta casa, viví con mis padres durante los últimos años de sus vidas y vivo ahora gran parte del año con mi mujer. El vino resultante se llama Rento, acrónimo de Renacimiento.