ACOMPÁÑAME

Los desafíos de Matarromera ante los juristas de España

Ha sido un verdadero honor inaugurar la V Convención Nacional de Derecho Concursal que se ha celebrado hace unos días en Carmona, en Sevilla. Me pidieron exponer, a fin de ejemplificar los retos a los que se enfrenta una empresa en su día a día, todo lo que he aprendido con la aventura de crear las Bodegas Familiares Matarromera. Y así lo hice. Les conté, con lujo de detalles, cómo había empezado todo. Pero, sobre todo, hice hincapié en mis ancestros, en mi tierra y en mi aprendizaje. En estos tres puntos radica la pasión con la que desembarqué en el mundo de la empresa. Tal y como me habían pedido, les planteé cuáles habían sido mis desafíos y preocupaciones, ideales y objetivos, obstáculos e incomprensiones, así como la fortaleza de mis convicciones gracias a las que aún consigo derribar cualquier muro.

Muchas gracias por tener en cuenta la experiencia de Bodegas Familiares Matarromera en un encuentro de tanto nivel.

 

Juntos somos más

Termina la primera edición de la Barcelona Wine Week, una cita que nace recogiendo el testigo de Intervin Alimentaria donde hemos participado desde el principio. En esta ocasión teníamos que estar desde el origen apoyando y sumando al conocimiento de los vinos españoles ante los más de 300 compradores que han acudido de todo el mundo durante estos tres días.

Lo que más me gusta de estas ferias es el trabajo en equipo de nuestra empresa. Ver cómo somos una orquesta que reproduce la misma sintonía y que se apoya durante horas creando un ambiente y camaradería especial. Las ferias suponen una estupenda ocasión para encontrarme con nuestros distribuidores nacionales y con nuestros importadores que son quienes nos representan y comparten nuestros valores.

También he podido estar con grandes amigos del sector como don Miguel Torres, José Luis Benítez o mi querida María Isabel Mijares. Hemos tenido el privilegio de poder catar nuestros nuevos productos Casar de Vide, Viña Garugele y Carlos Moro Picón de Zurita con el editor de la prestigiosa revista Wine Spectator, Thomas Matthews.  Son días incesantes en los que también tenemos un contacto fluido con los medios de comunicación que siguen haciéndose eco de nuestro proyecto Matarromera Esencia.

En nuestro stand durante estos días hemos atendido a cientos de personas que han venido a conocer y disfrutar de nuestros estupendos vinos y de los fabulosos productos de nuestros amigos de Ibéricos Fisan. Una vez más hemos formado un maridaje ganador que ha hecho las delicias de los presentes.

En definitiva, el tiempo dará sus frutos pero nosotros estuvimos en la primera edición de la Barcelona Wine Week poniendo la semilla con toda nuestra ilusión.

El primer barómetro del Enoturismo en España

He tenido el honor de ser el encargado de presentar esta iniciativa en FITURTechY, Foro de Innovación y Tecnología Turística, en el marco de FITUR. España es una gran potencia a nivel mundial en producción y exportación de vinos, así como uno de los destinos más visitados del mundo. No obstante, no hemos conseguido posicionarnos aún como un destino enoturístico de referencia. Según datos del Observatorio Turístico de ACEVIN, las bodegas y museos pertenecientes al Club de Producto Rutas del Vino de España recibieron unos tres millones de visitas, lo cual nos sitúa lejos de otros países de nuestro entorno. Esto tenemos que tomarlo como una oportunidad, ya que el enoturismo representa un tipo de turismo que contribuye a la sostenibilidad económica, social y medioambiental, a la desestacionalización y el desarrollo económico rural, generando así un turismo de mayor valor.

Tengo tan interiorizado el Enoturismo que mi primer viaje al extranjero fue a Burdeos a conocer sus magníficos viñedos y vinos. Recorrer el mundo a través de sus bodegas es realizar un recorrido natural por lugares maravillosos. Creía que estaba enamorado de mi querida Valbuena de Duero y su entorno hasta que conocí San Vicente de la Sonsierra y tuve que compartir ese amor.

Tenemos aún mucho margen de crecimiento en el Enoturismo de nuestro país. Viajar a Sudáfrica,Francia o Argentina sirve para comprender la importancia que tiene para ellos, su decidida apuesta y como han adaptado sus instalaciones para mejorar la experiencia de sus visitantes. No hay que olvidar que esos mismos turistas no solo dejan riqueza a la zona sino que pueden convertirse en embajadores de un país y sus marcas.

Los datos recopilados por el Observatorio Turístico Rutas del Vino de España y Turespaña son la base de este Barómetro, al cual se irá sumando la información que aporten todos los actores de esta alianza, para obtener datos de alta calidad. De este modo, se logrará tener una fotografía completa y exhaustiva de la realidad del enoturismo en España y se detectarán tendencias del sector. Desde aquí mi agradecimiento a todos los socios del proyecto por su trabajo y confianza.

La innovación, una necesidad vital

La Plataforma Tecnológica del Vino (PTV), de la que soy vicepresidente, celebró ayer sus ‘Premios Innovación 2019’ en Caixa Forum. La asociación ha galardonado a un investigador y dos proyectos, además de conceder un premio honorífico. Mi más sincera enhorabuena a todos ellos y a esta iniciativa, que busca fomentar la competitividad y el desarrollo innovador del sector vitivinícola español. Para poder hablar de investigación hay que poseer inquietud, necesidad vital, pero también recursos personales y materiales. Para mi innovación no es sólo una palabra que suena bien, es una actitud y un compromiso. Está en nuestro día a día y se refleja en todos nuestros productos y en todos nuestros procesos. La cantidad de información de la que disponemos, gracias a los proyectos que hemos liderado o en los que hemos participado, nos ha servido para conocer más la tierra, la viña, etc. y mejorar la calidad de nuestros vinos, aceites, cremas o servicios. O llevar a cabo proyectos tan disruptivos como el vino sin alcohol. La actividad en este campo nos ha llevado a desarrollar alrededor de un centenar de proyectos en los últimos diez años. Numerosos bodegueros de todo el mundo nos han visitado para conocer nuestra actividad en I+D+i. Nunca podemos dejar de aprender e innovar, es un proceso continuo. Por eso, animo desde aquí a todos los premiados a seguir en la misma línea…

 

 

Nuestra lucha contra el cambio climático

La evolución de los datos sobre las emisiones de CO2, así como la calidad del aire que respiramos, han posibilitado que la comunidad científica (no sin polémica) concluyera la existencia de un cambio climático. El cambio climático es irreversible. Las consecuencias para la salud del hombre y la propia biosfera pueden ser devastadoras. El esfuerzo empresarial para articular proyectos contra el aumento de la temperatura en el planeta es más que necesario. Ahora se empieza a tomar conciencia, pero nosotros ya introdujimos este concepto en la compañía a principios de los 90. Entonces ya nos preocupó el consumo de energía y comenzamos a aplicar energías renovables; fuimos los primeros en instalar sistemas de producción fotovoltaica en autónomo; el primer cálculo de la huella de carbono de un producto en España fue de uno de nuestros vinos… Pero lo más importante es que esta filosofía no es marketing, de verdad creemos en ello y así lo dejamos patente en el 18 Foro que celebró Empresa Familiar sobre cambio climático, la semana pasada en Andorra. Allí tuvimos ocasión de presentar algunas de las medidas de nuestro plan Matarromera Sostenible en Planeta Tierra, Objetivo 2030. Para entonces nuestro consumo de energía será 100% procedente de renovables; conseguiremos minimizar nuestra huella de carbono un 30%; habremos obtenido el certificado de residuo cero o la utilización del papel se habrá reducido más de un 40%. Medidas cuantitativas para ‘arrimar’ el hombre a un problema ya irreversible.