ACOMPÁÑAME

Sin convicción nada es posible

Hace unos días tuve la oportunidad de compartir unos minutos con Miguel Ángel Domínguez en La entrevista de Radio 5 en la que pudimos charlar sobre nuestro compromiso en sostenibilidad.

 

Tal y como titulamos este post, sin convicción nada es posible. No podemos dar pasos firmes en ninguna dirección si todos y cada uno de los que caminamos juntos no estamos convencidos de lo beneficioso de llegar a la meta. En este caso, nuestra apuesta por hacer lo que mejor sabemos hacer es nuestro compromiso expreso de cuidado y máximo respeto por el medio ambiente.

EMINA, UN PROYECTO EMOCIONANTE

Tras la visita del Ministro Luis Planas a Bodega Emina, para conocer nuestro proyecto de futuro, se nos relaciona, cada vez más, como ejemplo de respeto por el entorno, pero este no es más que el resultado de muchos años de incesante trabajo.

Desde los inicios, desde esos primeros pasos de Bodega EMINA, en Ribera del Duero, tuvimos en mente la idea del cuidado y el respeto por la naturaleza, por el entorno y el paisaje, por crear una bodega sostenible. Matarromera, la primera bodega, ya lo era, pero con EMINA quisimos añadir a la ecuación, todas las variables posibles vinculadas con la sostenibilidad. Así vimos nacer el Primer Proyecto Integrado de Desarrollo Sostenible de una bodega en el mundo.

EMINA es una bodega en la que se genera más energía de la que se consume, en la que se apuesta por el reciclaje en todas sus formas, que está comprometida con las calderas de biomasa, que cree en la diversificación a través del aprovechamiento de coproductos (por ejemplo la extracción de polifenoles) y que confía en la innovación como camino hacia un futuro mejor.

Pero nunca nos hemos conformado con el resultado obtenido, instalamos la primera caldera de biomasa en una bodega y fuimos pioneros en el cálculo de la huella de carbono. Este tema es particularmente interesante, doce años después de su consecución. EMINA Verdejo, uno de nuestros vinos blancos que elaboramos en Medina del Campo (D.O. Rueda) fue el primer producto español certificado por AENOR en el cálculo de la huella de carbono.

En este sentido, Emina Ribera es la punta de lanza. Nuestra bodega de Valbuena es la primera en la que se implantan todo este tipo de medidas, en la que primero se apuesta por la I+D+i, en la que primero se apostó por sistemas de autoproducción de energía para reducir el consumo externo… Y desde allí, trasladamos el éxito al resto de bodegas que forman el grupo, a Matarromera, a Cyan, a Valdelosfrailes, a Carlos Moro o, por supuesto, a Bodega Emina Rueda.

ENERGÍAS RENOVABLES

También fuimos precursores en materia de energías renovables. En 2006 instalamos las primeras placas fotovoltaicas y, desde entonces, año tras año, hemos visto crecer cuantitativa y cualitativamente esta forma de energía. Ahora, casi 20 años después, estamos recogiendo los frutos de estas inversiones tan importantes. Hablamos de una forma de sostenibilidad para el planeta, pero también económica y empresarial (más teniendo en cuenta los actuales precios de la luz).

Un ejemplo del beneficio empresarial en este aspecto es que, gracias a nuestra apuesta, ahora somos capaces de contener los costes y que estas variaciones no repercutan en el precio de nuestros productos y que estos puedan llegar en las mejores condiciones, con precios razonables y sensatos.

INVESTIGACIÓN, DESARROLLO E INNOVACIÓN

En términos de I+D+i, debido a mis antecedentes de ingeniería y desarrollo de sistemas, siempre hemos creído en la evolución de todos los procesos, y para ello es necesario invertir mucho tiempo y dinero en innovación. El departamento de I+D+i que tiene su sede en Bodega EMINA fue uno de los primeros y más importantes del sector, con más de 100 proyectos oficiales en su haber. Proyectos de todo tipo, de sostenibilidad, de aplicación de energía, de viticultura e ingeniería… Todos ellos nos llevaron a recoger el Precio Nacional de Innovación 2016 de manos de S.M. el Rey D. Felipe VI.

Nuestro principal deseo es hacer los mejores vinos del mundo y, por ello, hemos apostado siempre por lo mejor: lo mejor en el viñedo, lo mejor en nuestras bodegas, lo mejor en todos y cada uno de los procesos… Así hemos conseguido ser pioneros y marcar un ritmo y un camino que muchos han seguido después. Un claro ejemplo de esta tendencia es nuestra adhesión a la International Wineries for Climate Action, en la que únicamente hay cuatro bodegas españolas y que EMINA fue la segunda en adherirse.

Es aquí donde cobra sentido el título de este post. Sin convicción nada es posible. Creemos que llegará un momento en el que todo este esfuerzo sea rentable económicamente, pero no olvidemos que ya lo es en términos de sostenibilidad.

Tal y como comentaba con Miguel Ángel en esta entrevista, estamos en contacto constante con la naturaleza y podemos sentir el viento, el sol, los cambios de temperatura, las lluvias y ver como todo afecta a la viña. Esta es una de las plantas más inteligentes que existen, es capaz de adaptarse y sobrevivir en condiciones casi extremas, pero no hay que hacerla sufrir. Este contacto directo con la tierra, con el medio ambiente, con nuestro entorno, nos lleva a cuidar al máximo el viñedo, a conseguir mejores uvas, las más adecuadas, a obtener viñedos excelentes y elaborar con ellos los mejores vinos. Vinos únicos, vinos capaces de emocionarnos, como el nuevo Emina Emoción. Productos extraordinarios en los que podemos comprobar, en primera persona, que dentro de una botella de vino hay mucho más que simplemente vino.

El vino es “Emoción”

He de confesar que estoy muy emocionado… Ayer toda la familia de EMINA tuvo el inmenso honor de recibir en nuestra bodega de Ribera del Duero al Ministro de Agricultura Pesca y Alimentación, D. Luis Planas, al que pudimos presentarle nuestra firme apuesta por la sostenibilidad, la innovación, la digitalización y el cuidado del medio ambiente.

D. Luis Planas visita Emina

Tal y como dije ayer, me gustaría destacar el trabajo del Ministerio para contribuir a mejorar la sostenibilidad del sector agroalimentario. Además de la aprobación del proyecto estratégico par ala recuperación y trasformación económica (PERTE), iniciativas como la reforma de la PAC, que oficializa los vinos desalcoholizados, toda una apertura a la innovación. Este aspecto puede parecer una simple anécdota de esta reforma, pero para nosotros es muy importante ya que, desde hace años, somos pioneros en este campo a través de la Bodega Win Sin Alcohol, una de las plantas de desalcoholización más puntera de toda Europa, fruto de nuestra apuesta por la I+D+i.

La única vía para ganar en competitividad, rentabilidad, eficiencia y crecimiento en este escenario, cada vez más exigente desde el punto de vista medioambiental y de adaptación al cambio climático, es a través de productos innovadores. Y éstos solo se obtienen cuidando nuestros viñedos, sobre los que Bodega Emina y toda la compañía aplica ya un sistema de producción integrada.

Transformación digital, trazabilidad y sostenibilidad

Dentro de nuestro plan de transformación digital es clave el desarrollo de una agricultura de precisión que nos permite aplicar un tratamiento inteligente y sostenible en el viñedo. Pero, además de un sistema de gestión integral eficiente en el campo, esta Bodega puso en marcha en 2020 un macroproyecto pionero para mejorar la eficiencia en todos sus procesos garantizando la trazabilidad desde los propios trabajos en el viñedo hasta la información que recibe nuestro consumidor. La inversión en tecnología es la que nos permite extraer lo mejor de una tierra privilegiada como es Valbuena de Duero, con un fuerte compromiso con la sostenibilidad.

Desde que fundé mi empresa hace ya varias décadas hice de la sostenibilidad y el medio ambiente un estandarte prioritario en nuestra estrategia empresarial. Desde el principio apostamos por las energías renovables, siendo Bodega Emina la primera instalación de autoconsumo de solar fotovoltaica de Castilla y León. Además, disponemos de caldera de biomasa reduciendo la necesidad de consumo de gas. El cuidado del medio ambiente y la reducción de emisiones, pueden ser económicamente viables y sostenibles en términos empresariales para una compañía. El compromiso y la obligación moral son de los empresarios y debemos asumirlos sin miedos y con responsabilidad para hacer una sociedad más sostenible en todos los sentidos.

Bodega EMINA

Bodega Emina presume también de ser la primera empresa española que certificó el cálculo de la huella de carbono en la elaboración de dos de sus referencias: Emina Verdejo y Emina Crianza. Productos que lucen orgullosos en su etiqueta su adhesión al esquema de la Federación Española del Vino, Wineries for Climate Protection, así como el de la International for Climate Action, del que solo forman parte por el momento cuatro bodegas en nuestro país.

En Bodega Emina apostamos por seguir creciendo en este ámbito, reduciendo nuestra huella de carbono en un 50% en 2030. Pero éste es sólo uno de los objetivos de nuestro ambicioso proyecto de sostenibilidad ambiental. Bodega Emina está comprometida con la sociedad también en términos de igualdad de género y ha demostrado su contribución a los núcleos rurales en los que está presente, creando un referente empresarial que hoy da empleo a más de un centenar de personas.

Y todavía tenemos mucho que dar al futuro de España, mucho que trabajar por un crecimiento que genere puestos de trabajo, valor e impulso al medio rural, mucho por aportar al prestigio de esta región y de este país en el mundo elaborando los mejores vinos de la historia. Debemos profundizar y trabajar en el vino como alimento y producto saludable y beneficioso para su consumo responsable por parte de todos, que permite crear actividad y empleo cualificado y puntero en una empresa de ámbito rural. En este sentido, las administraciones públicas deben de seguir trabajando junto al sector para ofrecer medidas ante las amenazas que ponen en riesgo la recuperación tras la pandemia, en un momento marcado por la escalada en los precios de la energía, los problemas con el transporte, el aumento de costes generalizado y la falta de suministros.

No quiero terminar estas palabras sin reiterar nuestro agradecimiento a D. Luis Planas y al Ministerio, por su lucha diaria por la defensa de un sector tan estratégico como es el del vino, tercer productor mundial.

Emina Emoción

Este proyecto estratégico para EMINA tiene su reflejo en una nueva referencia que se une al portfolio de vinos de nuestra Bodega. EMINA Emoción conjuga los valores tradicionales de la elaboración vitivinícola de la Ribera del Duero con los conocimientos actuales. Es un vino de autor, complejo y elegante con el que te animo a brindar por un futuro emocionante.

La aventura creativa de Coello

Hoy es uno de esos días especiales que la familia EMINA tardará en olvidar. Hoy hemos podido asistir a la inauguración de la exposición ‘La Aventura Creativa’ de la mano de su autor, nuestro amigo Andrés Coello. No todos los días se inaugura en Valbuena de Duero un espacio de cultura. El lema de EMINA es vino, arte y cultura, entendida ésta última no como un adorno, sino como raíz, importantísima para el desarrollo de las personas y los territorios.

El vino es nuestra particular forma de entender el arte y es, por supuesto, parte fundamental de nuestra cultura. Por eso buscamos siempre vincularlo a eventos o manifestaciones culturales y, por eso, desde siempre hemos perseguido la recuperación del patrimonio histórico, como demuestra la restauración de los edificios que hoy albergan nuestras casas rurales ‘Las Bodegas’ o Bodega Renacimiento, donde elaboramos RENTO.

La obra de Coello

Es imposible comprender el arte de nuestra región en el último siglo sin la figura de Andrés Coello. Un maestro y un referente de la cerámica cuyo legado es tan sobresaliente que debía ser compartido con la sociedad en nuestras Bodegas Emina. Desde hoy está disponible en Emina Ribera del Duero, en Valbuena de Duero. Próximamente estará disponible en su bodega hermana, Emina Rueda, en Medina del Campo.

BODEGA EMINA - ANDRÉS COELLO - LA AVENTURA CREATIVA (11)
BODEGA EMINA – ANDRÉS COELLO – LA AVENTURA CREATIVA (11)

Es maravilloso recibir a Andrés y a su obra en nuestra bodega y poder compartirla con todos los amigos que nos visitan en EMINA.

‘La aventura creativa’ de Coello llega a EMINA a través de 60 obras seleccionadas por él mismo. Algunas de ellas ven la luz después de muchos años guardadas. Hoy estas obras tienen en EMINA el escenario perfecto para el turista pueda disfrutar de esta retrospectiva con piezas que van de 1968 hasta nuestros días.

El turista que se acerque a EMINA va a poder encontrar una selección de 60 obras de distintos estilos artísticos, una auténtica aventura creativa del autor a lo largo de todos estos años.

 

Más allá de la gastronomía

Los que me conocéis sabéis que soy un apasionado de la naturaleza y de todo lo que nos ofrece. He tenido el inmenso honor de compartir una experiencia increíble con amigos como Alfonso Romero, del Restaurante Trashumante en Soria donde, en estos días, están celebrando unas jornadas gastronómicas de exaltación de la trufa.

Este es un cultivo muy especial y lejos de lo que pueda parecer, muy complejo y sofisticado. Por un lado interviene la inteligencia del animal a través de su olfato y, por otro lado, el arduo trabajo del hombre en este tipo de cultivos. En la provincia de Soria con la naturaleza como escenario y perdiéndose en el horizonte la Sierra de la Demanda a un lado y el Moncayo a otro, pude vivir la experiencia de buscar y catar las trufas con un grupo de truficultores compuesto por los hermanos López Calvin (Antonio y Quique), Paula Jiménez y Sofía Zarza, así como con Alicia, una doctora apasionada por la gastronomía y la viticultura.

Es sorprendente la cantidad de conocimiento, tecnología y dedicación necesaria para conseguir cada fruto. Para quien no lo sepa, Soria es uno de esos lugares privilegiados en el cultivo de la trufa, donde se dan alguna de las mejores del mundo en sus más de 100.000 hectáreas de montes aptos para la producción de trufas. Y una de esas zonas donde las trufas son especialmente buenas es la Granja Ontalvilla, un lugar increíble, cargado de paz y aire puro, donde el animal, la encina y la trufa son las protagonistas.

CARLOS MORO - TRUFA NEGRA DE SORIA

Desde un punto de vista organoléptico, comparar los sabores y aromas de las trufas es realmente increíble y es aquí donde esta trufa negra de Soria es más especial. Gracias a la calidad del terreno la maduración del fruto es perfecta y hacen de Soria un auténtico “paraíso” gastronómico. Precisamente con las trufas más frescas que cazamos esa misma tarde, gracias a la grandísima ayuda de Salsa y Cleo, dos perras que con su olfato encontraban los mejores frutos, pudimos vivir un maridaje inolvidable entre los platos de la cocina del Restaurante Trashumante y vinos como Emina Crianza (D.O. Ribera del Duero), CM Viña Tenencia (D.O. Ribeiro) o Viña Garugele (D.O.Ca. Rioja).

El pasado mes de diciembre, en la finca Escuernacabras de Bodega EMINA pudimos plantar con LG cerca de 800 encinas micorrizadas con trufa negra (Tuber Melanosporum). A partir del momento en el que podamos cosecharlas obtendremos una economía circular y sostenible con un producto de proximidad, totalmente acorde a nuestro compromiso de ofrecer un enoturismo respetuoso con el medio ambiente.

 

Escoger y renunciar

Según escribí en mi último libro “Pasión por la tierra, pasión por la empresa”, la vida es cuestión de decisiones y, todas ellas, suponen renunciar a algo. Elegir y renunciar son dos caras de una misma moneda que constantemente está girando. La vida se basa en esto, decisiones. De forma consciente o inconsciente, cada día tomamos miles de elecciones, algunas lógicas y evidentes como puede ser caminar y otras más trascendentales y que cuyas consecuencias afectan a nuestros amigos, a nuestra familia o a gente que no conocemos pero están ahí.

¿Conoces el ‘efecto mariposa’? Según esta teoría, el aleteo de las alas de una mariposa puede provocar un huracán en la otra parte del mundo. Esta es una forma metafórica de decir que cada acción tiene su reacción y que esta segunda es totalmente impredecible y totalmente divergente. Cada persona, cada ser vivo, con sus “aleteos” es capaz de condicionar el “aleteo” de otros y la suma de todos es, en consecuencia, la realidad de nuestro día a día…

Hace muchos años yo decidí tomar el camino de la empresa y, como consecuencia, hoy estoy aquí disfrutando de excelentes vinos en las denominaciones de origen en las que estamos presentes. Pero no sólo eso. Gracias al excelente trabajo de todos los que formamos parte de esta gran familia, cientos de miles de personas también pueden hacerlo en cualquier rincón del mundo.

Hoy quiero compartir contigo el podcast de El Inspirador, en el que colaboré hace unas semanas. Gracias por escoger escucharlo.