ACOMPÁÑAME

Economía esférica: Más que un concepto redondo

Es el título de la tribuna de opinión que escribí para El Economista y el diario acaba de publicar. Todo mi agradecimiento por contribuir a la difusión de un tema tan sumamente importante en nuestros días. Urge mirar más allá de nuestro ombligo y romper con la visión errónea de que el medio ambiente lo soporta todo. Los empresarios tenemos la obligación de contrarrestar el impacto negativo que nuestra actividad tiene en el medio ambiente y apostar por modelos de negocio más respetuosos con el entorno. Tenemos que hablar de sostenibilidad, de responsabilidad, de reciclar, de eficiencia… En definitiva, de economía circular. Pero todavía hay un concepto que, en mi opinión, me gusta más. Se trata del término economía esférica, que busca también generar productos de alto valor añadido a partir de coproductos. Este es el caso de nuestra compañía cuando creó hace ya una década, por ejemplo, de la línea de cosméticos Esdor. A partir de los desechos de la uva extraemos un compuesto antioxidante como es el Eminol con múltiples de beneficios, por ejemplo, para el cuidado de la piel. Este es el futuro que quiero dejar a mis nietos.

Compartiendo experiencias en tierras gallegas

Hoy me ha recibido Juan Manuel Casares, director de la Estación de Viticultura y Enología de Galicia (EVEGA), un organismo referente en el sector vitivinícola gallego. Ambos hemos compartido rumbos, ideas, objetivos… Una jornada muy enriquecedora y productiva. Estoy inmensamente agradecido a esta tierra y a su gente que con tanta pasión nos ha acogido. Me siento plenamente identificado con ellas y con su valor de la tradición. El cultivo del viñedo ha sido históricamente la principal fuente de riqueza de la comarca. Se sabe que en el siglo II antes de Cristo ya se elaboraba vino en Ribeiro y, apenas un siglo después, ya se disponía de un complejo varietal bien ajustado a sus condiciones de clima y suelo. Nuestro nuevo proyecto, que se desarrollará bajo el nombre Casar de Vide, pretende aprovechar todo el conocimiento de la zona, además de buscar nuevos horizontes para elaborar vinos singulares. Gracias Galicia por tanto.

La familia Matarromera sigue creciendo

Me alegra compartir con vosotros la ilusionante noticia de que la familia Matarromera crece. En esta ocasión, la compañía que presido ha decidido reforzar su presencia en una comunidad tan bella como Galicia. Bella por sus paisajes y, como prueba, esta foto que me hicieron hace apenas unos días. Bella por toda la riqueza cultural y gastronómica que la caracterizan y por la que millones de turistas la visitan cada año. Y bella, sobre todo, por sus gentes. Esta misma mañana he firmado la adquisición de una bodega situada en el municipio de Castrelo de Miño, en Ourense, a orillas del Río Miño. Casar de Vide es el nombre elegido por la compañía para este ilusionante proyecto, que responde a nuestro deseo de buscar nuevos horizontes para elaborar vinos singulares de las marcas vitivinícolas más diferenciales de nuestro país. Nuestro principal objetivo en estas tierras es apostar por la elaboración de vinos blancos de uvas autóctonas que destaquen por su elegancia y sutileza, que transmitan frescura, delicadeza y que contribuyan a seguir aportando fama y reconocimiento internacional a la Denominación de Origen.

Me uno al reto de LG para reforestar España

Mi más sincera enhorabuena al equipo de LG y a su iniciativa #UnaPersonaUnÁrbol, con la que además de concienciar sobre la necesidad de cuidar el planeta y sobre la importancia del consumo responsable, se compromete a plantar un árbol por cada persona que participe en este proyecto. No he dudado ni por un segundo en sumarme a este desafío. El compromiso con el planeta forma parte de mi estilo de vida, una filosofía que he trasladado a mi compañía desde sus inicios y a todos los que formamos parte de ella. Os animo a todos a que os suméis a este reto cuyo objetivo es plantar 47 millones de árboles. Urge que nos concienciemos sobre la importancia de la repoblación como escudo para disminuir el efecto de las emisiones de CO2, el gas causante del cambio climático.

Las personas somos lo más importante

Ayer acogimos en Bodega Carlos Moro, en La Rioja, el programa cultural de RNE ‘El Ojo Crítico’ dirigido por el gran periodista Alberto Martínez. Como sabéis, cultivo un interés muy alto por la cultura y, desde la compañía, apostamos por ella en la medida que nos resulta posible. La tertulia de ayer fue especialmente agradable por dos motivos. Por un lado, por lo enriquecedor de la charla; y por otro, por los amigos que nos acompañaron. Fue un placer volver a tener en casa a nuestro querido Andrés Pascual y a su mujer, Cristina Benito. Además, conocí la labor tan fantástica que realiza la editorial Pepitas y descubrí novelas tan interesantes como ‘Lagunas’, de Sarah Hèpola. Hablamos de literatura, charlamos de vino y presumimos de iniciativas bonitas como nuestro ‘Brindis Literario’. Se trata de un certamen literario en el que colaboramos desde Bodega Carlos Moro que pretende maridar la cultura, el arte, la literatura y el vino. Pero además, una de las categorías de dicho certamen va dirigida a las personas con discapacidad intelectual. Porque yo siempre afirmo, bien alto, que el vino es importante pero la vida y las personas lo somos aún más.