ACOMPÁÑAME

Primera vendimia en Casar de Vide

Uno de mis principios en la vida es el de disfrutar con lo que hago. He de reconocer que este pasado fin de semana ha sido uno de los más ‘disfrutones’ del año y me veo obligado a dejarlo por escrito. He tenido la suerte de compartir con mi equipo la primera vendimia de treixadura de la nueva Casar de Vide, bodega que adquirimos este pasado verano con el objetivo de reforzar nuestra presencia en Galicia. Constato que el mosto que he probado era excelente, aunque lo mejor ha sido revivir la ilusión de un proyecto nuevo, en una zona todavía desconocida para nosotros, pero con unas posibilidades infinitas desde el punto de visto enológico y de desarrollo empresarial.

Tim Atkin cata nuestros vinos

Hoy hemos tenido el honor de recibir en la Ribera del Duero a Tim Atkin. Se trata de un Master of Wine británico y un galardonado periodista, locutor y comentarista de vinos. En la actualidad, es uno de los mayores prescriptores que existen a nivel mundial. Gran conocedor de nuestros vinos, yo no había catado con él hasta hoy, siempre lo había hecho con alguien de mi equipo. Ahora me explico el por qué de su éxito. Me ha impresionado ver cómo desciende a todos los detalles. Me ha recordado a mi época de estudiante y de exámenes, pero ha sido una auténtica oportunidad de enriquecimiento. Le hemos recibido en Bodega Renacimiento, en Olivares de Duero. De todas las criaturas de Bodegas Familiares Matarromera, Renacimiento es sin duda la más personal. Y la más familiar, pues es el origen de una parte de mi familia desde hace más de doscientos años, cuando fue adquirida a los jesuitas junto con varios de los mejores viñedos de la zona. En esta casa, viví con mis padres durante los últimos años de sus vidas y vivo ahora gran parte del año con mi mujer. El vino resultante se llama Rento, acrónimo de Renacimiento.

La Nava, un viñedo ecológico en Ribera del Duero

Los meses de agosto, septiembre y octubre son especialmente bonitos en la Ribera del Duero. Raro es el día que no visito alguno de los viñedos que tenemos en esta D.O., en Rueda, en Cigales, en Toro, en Rioja y a partir de ahora en Ribeiro… Como comprenderéis la agenda manda y en ocasiones es imposible, pero siempre que puedo me gusta caminar entre viñas y comprobar el estado del viñedo.

Hoy he estado en un viñedo muy singular de la Ribera del Duero, el nombre de esta parcela es La Nava y es una parcela de Tempranillo, localizada en Pesquera de Duero, muy próxima a varios pinares de piñoneros y resineros. Es un viñedo muy especial para nosotros porque es ecológico. Los vinos ecológicos son una tendencia absoluta en Europa y en todo el mundo. El respeto por el medioambiente, la reducción de los elementos contaminantes, de los plásticos… en definitiva, el cuidado de la Madre Naturaleza, es uno de los ejes que están moviendo el mundo de nuestros días.

Este viñedo es todavía muy joven, su plantación es del año 2016 y en estos años lo hemos ampliado varias veces hasta alcanzar las casi 10 hectáreas que ocupa ahora mismo.

Brindis con grandes amigos

Permitidme la licencia de presentaros en el post de hoy a Juliane Kunz y Karl Heinz. Son amigos y dueños, por este orden, de la importadora que distribuye nuestros vinos en la Selva Negra alemana. Esta importadora se fundó en la década de los 90. En su primer portfolio ya incluyó la primera añada de nuestro vino Matarromera. Primera cosecha y primer éxito. Fue el primer Matarromera que salía de nuestras barricas, cosecha de 1994, y que obtenía el Premio al Mejor Vino del Mundo y la Gran Medalla de Oro en la International Wine Competition. ¡Fue increíble! Recuerdo que estaba junto a mi hija Paloma en Ámsterdam cuando me dieron la noticia. La foto es en el Restaurante Hotel Adler, único con Estrella Michelin de la zona. Os lo recomiendo si estáis por aquí. Además, se puede disfrutar de un gran Matarromera Crianza y completar la visita con una escapada a la Bodega Franz Keller. ¡A disfrutar del mes de agosto!

Un sitio excelente que visitar en Zürich

Así luce el impresionante calado de Bodega Carlos Moro en el comedor de uno de los mejores restaurantes de la ciudad de Zürich. Se trata del último proyecto que ha puesto en marcha nuestro importador en el país, que inaugurará en breve con el nombre Restaurante Iberia. Muchas gracias por haber pensado en nuestra casa para decorar toda una pared con un ‘pedacito’ de San Vicente de la Sonsierra en La Rioja. Es un placer recorrer Europa y comprobar el cariño y respeto que se siente por nuestros vinos y nuestras marcas. Su apuesta por los productos gourmet hace que este restaurante sea parada obligatoria. Además, se encuentra en la conocida Albisriederplatz. ¡Muchos éxitos amigo!