2021, un año para demostrar nuestras fortalezas

2020 está a punto de acabar. Sobra decir que ha sido un año difícil a todos los niveles: personal, familiar, profesional… Pero, sin duda, siento que hemos puesto todo de nuestra parte para ir solventando las dificultades y convertirlas en un flujo de acciones positivas.

¿Cuántos pasos y decisiones hemos llevado a cabo? Dicen los modernos que nos hemos ‘reinventado’. Cierto. La pandemia ha sacado a la luz las grandes fortalezas de nuestra compañía: fuerte, creativa, capaz de levantarse y volver a caminar en cuanto ha sido seguro. Un equipo que ha actuado de manera solidaria, tanto en lo personal como en lo colectivo, poniendo en marcha un programa específico de apoyo a la hostelería, una red de protocolos a todos los niveles y en todos los departamentos que permitiese amortiguar el impacto no sólo económico, sino también de seguridad de todos y cada uno los que formamos parte de la familia Matarromera. La última acción solidaria le hemos llevado a cabo hace apenas unos días, a través de la Fundación Carlos Moro de Matarromera, gracias a la cual más de 5.000 familias de Valladolid contarán con aceite virgen extra de máxima calidad y vinos de baja graduación o sin alcohol para brindar por un Feliz 2021.

 

Nos hemos ‘reinventado’ pero siempre manteniendo una ESENCIA. Y precisamente nuestro último lanzamiento en Bodega Matarromera es el mejor ejemplo. Matarromera Esencia, un nuevo concepto de vino que integra el alma de la Bodega, es una demostración de que la Esencia permanece. Eso sí, actualizada y modernizada. Aparece recreada para afrontar el presente y con mayor fuerza aún el futuro.

2020 ha sido un año, a mi juicio, positivo en el resultado. No sólo nos ha ayudado a avanzar en áreas como la digitalización, automatización de procesos, etc., sino a definir de forma muy clara el propósito de la empresa. Un propósito que está directamente enlazado con los valores de la empresa y los valores de las personas. De todas las que formamos parte de esta gran familia sin excepción. Un propósito que en Bodegas Familiares Matarromera ejercemos y disfrutamos.

En nuestra mano está construir un 2021 lleno de oportunidades. Nuestro esfuerzo es la mejor respuesta.

¡FELIZ AÑO 2021!